Como duplicar tu productividad y ganar más dinero (Parte II)

Decir No2Aprender a decir “no”

Para ser más productivos es necesario aprender a decir “no”, por ejemplo, cuando alguien nos llame para tener una reunión, para salir a almorzar, para ir a una fiesta, o para hacer cualquier otra cosa que podría quitarnos tiempo o agotarnos. Muchas personas temen decir “no” debido a que piensan que podrían quedar mal o de alguna manera herir la sensibilidad de la otra persona, el resultado es que terminan haciendo cosas que no quieren y asumiendo cargas más allá de su responsabilidad, como resultado terminan agotadas y con estrés. Por esto, antes de asumir o aceptar una nueva obligación o tarea es importante analizar cada situación y si corresponde, no dudar en decir “no”.

Concentrarse en una sola tarea a la vez

El ser humano no se encuentra en la capacidad de realizar de manera eficiente varias tareas densas a la vez, o de efectuar una tarea rápidamente seguida de otra. No conseguirás dedicar toda tu atención y es probable que te olvides de detalles importantes. Es mejor concentrarse en una cosa a la vez.

Como sabrás, la causa de pensamientos intrusivos y del desgaste mental proviene de tener varias tareas pretendiendo realizarlas al mismo tiempo, eso es como tener varios frentes abiertos, entonces es evidente que terminarás con un mayor desgaste, cansancio y pérdida de concentración, por tanto, debes limitar el número de proyectos abiertos y de tareas pendientes y trabajar en un solo proyecto o tarea a la vez. En el supuesto de que existan otros proyectos abiertos estos deben ser menores en complejidad y en exigencia.

Aleja toda distracción

Mientras estas realizando un tarea evita hacer cosas que “quiten tiempo”.

Otra forma de ser más productivos es evitar hacer cosas que no nos ayuden con el cumplimiento de nuestros objetivos o que nos alejen de éstos.

Si estas realizando una tarea específica olvídate por un momento de contestar tu celular, mirar la TV o atender a otras personas. Si trabajas con la computadora evita tener abierto el correo, o estar en las redes sociales, ya destinaras tiempo a estas actividades, pero mientras trabajas cierra el acceso a estas distracciones. Ten en cuenta que 20 minutos concentrado valen más que 1 hora disperso.

Aprovecha los tiempos muertos

Aprovecha los tiempos denominados “muertos”, es decir aquellos tiempos que pasas esperando el metro o el autobús, cuando te encuentras en el aeropuerto o una terminal, en el consultorio médico, antes de una cita con alguien, etc. Son periodos valiosos que se puede aprovechar para leer un buen libro, o el correo electrónico, incluso para enviar algunos emails pendientes desde tu móvil, hacer la lista de la compra, realizar algunas llamadas y tantas otras cosas. Te sentirás mucho más productivo que perdiendo 20 minutos o más sin hacer nada, recuerda el tiempo vale oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *