Liderazgo Personal

LiderEl liderazgo personal es una cualidad común a todos los hombres. Cada uno tiene en sí el potencial para su liderazgo personal. Aquellos que descubren las riquezas que la vida les ofrece, aquellos que perciben las oportunidades que les rodean, son quienes han osado utilizar su potencial de liderazgo personal. A través de la vida, toda persona es líder de algo o de alguien en algunas circunstancias. Por tanto, el liderazgo no es creado por las situaciones, sino por la respuesta del hombre a las situaciones.

En un mundo saturado de problemas, el clamor universal que se oye en gobiernos, negocios y profesiones expresa la necesidad de un liderazgo personal. Ante esta escasez, se podría suponer que se requeriría un especial optimismo para afirmar que cada hombre es un líder, y sin embargo, así es: todas las personas tienen el potencial de ser líderes sin importar edad, inteligencia, clase social, educación, experiencia o personalidad.

El liderazgo personal empieza por uno mismo y no debe confundirse con la definición formal de liderazgo, como aquella capacidad del ser humano de dirigir a otros y ejercer influencia sobre ellos.

 1.         Somos Líderes todos los días.Cada persona tiene no sólo la capacidad de ser líder, sino que ejerce esta capacidad más de lo que cree, a diario y aún en las actividades más simples.

En la familia, en los grupos sociales, en los colegios y en las instituciones siempre resalta algún líder en algunas actividades y en determinado momento. La vida misma es un constante ejercicio que nos enseña que podemos ser líderes. Por ejemplo,  en el hogar: Quién decide sobre:

  • Que alimentos se compran?
  • Que automóvil se prefiere?
  • Qué ruta se va a usar en el viaje de vacaciones?
  • Que canal o programa se van a ver en la televisión?
  • Etc.

Es verdad que en muchos casos, la respuesta sea que las decisiones se las toma en pareja, incluso con la participación de los hijos o la familia en su conjunto, pero siempre hay alguien que dirige y hace cumplir las determinaciones adoptadas, cierto?

Entre las personas que no son líderes, o dicho de otra manera, que no muestran su liderazgo personal existen algunas razones para que esto suceda como:

 –       La falta de instrucción, muchas veces en la vida se ha enseñado lo que NO se debe hacer, en lugar de enseñarnos a hacer cosas. Esto hace que evitemos desarrollar nuestro liderazgo por temor a equivocarnos y cometer errores.

 –       La falta de experiencia, sabiendo lo que hay que hacer, se rehúye practicar lo que se conoce por miedo a la crítica o a ser objeto de burla.

 –       La falta de motivación, se ha extendido mucho una imagen negativa del líder. El hombre de la calle dirá que todos los políticos son corruptos, que todos los policías son brutales y que todos los hombres de negocio son deshonestos. Aunque mucho de ello pueda ser verdad, estas debilidades humanas no encajan para nada con las cualidades del liderazgo personal.

Partimos, pues de un hecho: cada personaje es un líder; aunque sin entrenamiento adecuado, su liderazgo tiene tantas probabilidades de ser bueno como malo. Cada quien debe trabajar para mejorar su liderazgo personal.

2.         El hombre nació para ser Líder.- El liderazgo personal es un proceso que se aprende. El hombre nació para ser líder, es su naturaleza. Pero eso no significa que nació líder. Significa que nació con todos los talentos, capacidades y atributos necesarios para desarrollar el liderazgo y que nació con un deseo muy íntimo de dirigir, de construir y de superar los problemas de la vida.

El aprendizaje del liderazgo comienza pronto en la vida. Basta observar a un grupo de niños para comprenderlo. Uno de ellos dirige las actividades del grupo un tiempo, después otro lo sustituye. El que no pudo dirigir, se separa del grupo y trata de atraerse seguidores mediante el señuelo de algo diferente.

3.         La necesidad de liderazgo.- Desarrollar el liderazgo personal es avanzar por el camino del éxito. Es una motivación personal para emplear mejor las capacidades que Dios ha dado. El ser humano en sus propias búsquedas encuentra una gran alegría en vivir, en trabajar, en relacionarse con las personas, cuando siente que su vida vale para algo. Esto es liderazgo personal.

El liderazgo es una habilidad para sacarle jugo a la vida; consiste en saber lo que uno quiere realizar y tener la suficiente confianza en uno mismo para llevarlo a cabo. Es comprender que la esencia de la vida se encuentra tanto en dar como en recibir. Nuestra vida es como una orquesta sinfónica y Dios nos ha entregado la batuta de director. Quien no desarrolla su liderazgo en la vida, en cierta forma fracasa.

Lider24.         Liderazgo personal.- El liderazgo personal es una cualidad del hombre, entretejida en la trama de tu vivir cotidiano, sin importar profesión, vocación o campo de trabajo. Por ello, se ha podido de alguna manera definir lo que es el liderazgo como: “la voluntad personal de tener significación”. Esta voluntad está íntimamente relacionada con las metas y los valores distintivos de cada hombre. Se empieza a tener una visión interior de lo que es el liderazgo personal, cuando hablamos del significado de la vida. El hombre no solamente necesita descubrir algún propósito para vivir; necesita expresarla. Si no lo hace, la voluntad de vivir se hace vaga y nebulosa. Muchos hombres mueren en vida porque no tienen voluntad de significación.

El liderazgo personal emplea los talentos y habilidades que cada uno tiene. Por lo tanto, con este breve artículo, te animo que puedas prepararte a desarrollar y ejercer tu liderazgo personal mediante las siguientes acciones:

–       Reconocer y creer en tus propias capacidades. Todos tenemos algún don y talento, todos tenemos la capacidad de aprender y capacitarnos, pero lo fundamental es saber cómo utilizar esas habilidades.

–       Entenderse y desarrollar una buena opinión de sí mismo. Esto tiene que ver con tu desarrollo personal y encontrar tu propósito de vida, es decir encontrar tu razón de vivir y el motivo para levantarte cada día.

 –       Aprender a generar un amplio suministro de auto motivación. Cambiar actitudes y hábitos negativos y transformarlos en actitudes positivas y hábitos que te ayuden al logro de tus metas. Empieza por establecer hábitos como levantarse temprano y tomar tiempo para planificar las actividades diarias, cuidar la alimentación, etc.

Espero tus comentarios o experiencias sobre este tema. Yo personalmente estaré respondiendo.

Por tu éxito y liderazgo personal,

Roby García M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *