Perseverancia para el Éxito

perseverar1Todos tenemos la experiencia de que es relativamente fácil empezar algo, para luego abandonarlo. Empezamos con entusiasmo pero cuando aparecen las dificultades u obstáculos comenzamos a desanimarnos y muchas terminamos fracasados y con la moral por los suelos.

El consejo de hoy tiene un nombre: “PERSEVERANCIA”. Nadie alcanza el éxito de la noche a la mañana. Por lo general, se esconde detrás una larga lucha y persistencia continuada, a veces superando incluso tremendos obstáculos.

Una de las características necesarias del carácter para lograr las metas que nos proponemos es sin duda, tener perseverancia para continuar, aunque es cierto que la perseverancia no garantiza el éxito, es imposible tener éxito sin perseverancia.

Qué es la perseverancia?

Es mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado; es durar permanentemente o por largo tiempo. Es mantenerse firme y sin desviarse hasta  lograr la meta u objetivo propuesto. Esto supone disciplina, trabajo, paciencia y voluntad inquebrantable. Las historias y testimonios de gente que ha logrado el éxito en diferentes áreas como los negocios, personas millonarias, están llenas de ejemplos de esfuerzo, de superación de fracasos, de intentar una y otra vez hasta alcanzar un objetivo, en todas estas historias el denominado común es la perseverancia.

Con perseverancia en la acción, que implica constancia, firmeza y tesón, se puede lograr lo que una persona se propone, cualquiera que sea la magnitud de esa meta; ya que utilizará los medios requeridos, de la mejor manera posible para llegar a ese fin.

El célebre escritor e historiador británico Samuel Johnson expresó: “Las grandes obras son realizadas no por la fuerza, sino mediante la perseverancia”.

La perseverancia es un valor que se adquiere mediante la práctica, trabajo, conocimiento, paciencia, determinación y sobre todo actitud. Para desarrollar la perseverancia hay que prepararse para aceptar las derrotas o fracasos, aprender de los errores y jamás dejarse dominar por los pensamientos negativos o pesimistas.

Consecuencias y beneficios de la perseverancia.-

  • La perseverancia aumenta la probabilidad de alcanzar metas difíciles.
  • La perseverancia ayuda a valorar más los logros obtenidos, puesto que las personas a menudo valoran más aquello que ha sido difícil de alcanzar.
  • Ayuda a mejorar las habilidades de las personas y su capacidad, desarrollar nuevas técnicas para superar obstáculos y aprender de los errores.
  • La perseverancia también ayuda a aumentar la sensación de auto-eficacia cuando tienes éxito. La auto-eficacia implica que una persona se considera capaz de ejercer control y actuar de manera efectiva para conseguir lo que desea.

Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882) poeta estadounidense decía: “La perseverancia es un gran elemento del éxito, si tocas el tiempo suficiente con la fuerza necesaria la puerta, estarás seguro de despertar a alguien.”

Aquí está la clave.-

Aunque la falta de persistencia, es una debilidad bastante común en la mayoría de las personas, también puede superarse mediante el esfuerzo. Para lograrlo, lo más importante es concentrarse en EL DESEO, porque si este se mantiene vivo, la motivación y la fe permanecerán intactas para no desfallecer sobre todo en los momentos más difíciles; además, así también se aprende a desarrollar la fuerza de voluntad, que es la que a su vez mantiene la motivación, para cambiar las circunstancias adversas a nuestro favor.

El DESEO es la fuerte inclinación de la voluntad hacia el conocimiento, consecución y disfrute de algo. Es también el producto de algo que se quiere con vehemencia y ahínco. Es el resultado de un proceso que comienza con una emoción para luego transformarse en sentimiento y finalmente en deseo.

Napoleón Hill decía: “Cuando la fuerza de voluntad y el deseo se combinan adecuadamente, forman una asociación irresistible”. El punto de partida de cualquier logro es el deseo. Lo importante sería entonces descubrir qué tan grande es este, porque si es grande, los resultados serán por ende también grandes.

La FUERZA DE VOLUNTAD es el nombre que recibe la capacidad que tiene el ser humano de dirigir su voluntad hacia un objetivo, aunque para ello tuviera que privarse de algún hábito o necesidad e inclusive cambiar ciertas costumbres y adquirir otras acordes a la meta.

La MOTIVACIÓN es lo que impulsa o mueve a una persona a realizar acciones determinadas, persistiendo en ellas hasta lograr sus objetivos. Es la facultad de provocar, mantener y dirigir la conducta del individuo hacia la meta propuesta. La motivación nos enfoca directamente hacia lo que queremos o anhelamos; es decir, hacia el deseo.

La FE es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se vé. No se trata de tener esperanza, sino de la fuerza interior que te permite visualizar aquello que esperas como si ya lo tuvieras.

Por tanto, la perseverancia es la clave para alcanzar tus sueños y puede adquirirse con disciplina cuando aprendemos a combinar el deseo, la motivación, la fuerza de voluntad, la determinación y la fe.

Recuerda que el camino al éxito es siempre largo y tortuoso y solo aquellos que perseveran logran llegar a la cima. Los demás siempre se quedan en el camino.

Escribe tus comentarios y experiencias.

Tu amigo y servidor,

Roby García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *